MoboReader> Gaming > Arcontes

   Chapter 25 No.25

Arcontes By JulioMEspinosaJ Characters: 4790

Updated: 2018-03-13 12:01


-?Qué te pasa Lilith? – Preguntó.

-No podre con esto, voy a morir aquí…–Dijo Lilith con sus ojos puestos en el techo blanco de la habitación, claramente el encuentro con el perro, quien la mordió en la pierna, la había traumatizado.

De un salto Isis subió a la cama de su compa?era y cari?osamente colocó la cabeza de Lilith sobre su regazo. No vas a morir aquí, te lo prometo, le dijo con voz suave.

-?Voy a morir! Contestó ella levantando levemente la cabeza.

-?No, no vas morir! Instó en tono autoritario Isis. Por unos segundos el silencio se apoderó de la habitación, la oscuridad de la noche las absorbió entre sus sombras, ambas jóvenes se perdieron en sus propios recuerdos, y en sus anhelos.

-Vi, como uno de esos monstruos se devoraba a una peque?a ni?a, mientras ella gemía de dolor – Rompió el silencio Lilith – Nadie la vino a ayudar, nadie aparto al perro de su cuerpo…

-?Cómo lo viste?

-El perro era tan fuerte que tiro al suelo la pared que separaba mi cubículo del de ella… - prosiguió con su relato - ?La imagen de ese animal con su hocico lleno de sangre me va a perseguir el resto de mi vida!

-Siento que hayas tenido que ver eso – Se lamentó Isis.

-Ella murió con su cabeza apuntando en mi dirección, sus ojos me miraban, ?Me miraban! Ya sin vida, me miraban, y creo que una lágrima salió de ellos, claramente la ni?a lloró desde el cielo.

-No pienses en ello, por favor

-Nada justif

n furia fuera de la celda. ?Llévensela! ordenó a sus subordinados. El grito enardecido del oficial hiso estremecer de miedo a Isis.

-?No te temo, Arconte! – Gritó ignorando su miedo.

-??No me diga?! – Prorrumpió con ironía - …eso está mal, jovencita pues, nuestro negocio es el miedo, así que mientras usted no sienta miedo hacia mí, o el sistema, usted no se ira de aquí… así que yo voy a encargarme personalmente que usted, y su novio se mueran de miedo…

Isis cerró sus ojos y empu?ó sus manos, al darse cuenta que Revel se le aproximaba lentamente. Me gusta el olor del miedo, le dijo Revel al oído, me excita… El oficial tomó entre sus manos la peque?a cabeza de Isis y le olió el cráneo como si estuviera oliendo una jugosa fruta. ?Conque así huelen las diosas! Musitó, luego la zarandeo un par de veces y la arrojó al suelo como envoltura recién abierta. El hijo de la bestia dejó la celda.

Isis abrió sus ojos y se encontró en soledad.

Free to Download MoboReader
(← Keyboard shortcut) Previous Contents (Keyboard shortcut →)

Similar Gaming Ebooks to Arcontes

 Novels To Read Online Free

Scan the QR code to download MoboReader app.

Back to Top

shares