MoboReader> Horror > La Corporación

   Chapter 32 No.32

La Corporación By JulioMEspinosaJ Characters: 4817

Updated: 2018-03-13 12:01


El hombre sobre la balsa empezó a hablar en lenguas extra?as, no parecía que inventaba las palabras que emitía, sus vocablos reflejaban una cierta lógica y estructura propia de algún idioma. "Omm, Omm, Omm, Evohé!". Les ense?é la daga a todos los allí presentes. ?No les tengo miedo! ?Ya he matado con esta daga y lo volveré a hacer! Grité con voz entrecortada. La personas allí presentes parecieron no hacerme caso, pues siguieron cantando su mantra, todos, incluyendo al sujeto en la balsa, parecía en trance. "Omm, Omm, Omm, Evohé!".

-?Helicópteros, Ainoa, se llaman helicópteros! – Prorrumpió una voz que parecía venir del cielo.

??Quién eres?! – Pregunté.

Lucy se materializó en frente de mí como un enorme holograma. La intenté tocar, pero mis dedos la atravesaron.

?Que eres?

-Soy algo que tu mente nunca podrá entender.

??Qué quieren de mí?!

-?Que, que quieren! ?Te quieren a ti, tonta! Tu eres la estrella de la función, te han preparado desde ni?a para esto… tu eres el sacrificio ritual para nuestro se?or Lucifer…

?No! ?No! ?No! – Grité.

-?Sí! ?Sí! ?Sí! Ainoa, tu destino es morir hoy para el deleite y la resurrección de nuestro se?or…

La barca llegó, el sujeto se bajó con lentitud y extendió su mano hacia mí. No tengas miedo, me dijo, en realidad eres muy afortunada, tu muerte nos perpetuará aun más en el poder, anda dame tu mano.

?No! – Contesté.

-No tienes otra opción, estas rodeada, está

para buscar otra vía de escape. ?Ainoa! Gritó el vampiro. Lo miré de reojo sin detener mi carrera; estaba volando por los aires con sus manos extendidas a los lados, sus ojos estaban totalmente negros y sus colmillos amarillentos sobresalían de su boca; era como una ara?a voladora. ?Detente, que el se?or Lucifer te está esperando! Me dijo. Me tropecé, raspándome todas mis piernas. ?No lastimes tu cuerpo! Gritó Lucy, que no vez que lo hemos estado guardando para el se?or nuestro salvador. Me levanté rápidamente sin darle importancia a mis heridas, y me adentre a través de una calle estrecha cerca del canal. La peque?a calle estaba llena de casitas pintadas de color rojo, intenté abrir las puertas pero ninguna cedió.

-?Ainoa! – Prorrumpió Lucy del otro extremo de la calle - ?Deja de correr, ven y entrégate! ?Que, le ritual ya debe empezar! ?El eclipse no dará espera!

?Nunca! ?Nunca! ?Nunca me tendrán! – Contesté intentando abrir otra puerta.

Free to Download MoboReader
(← Keyboard shortcut) Previous Contents (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Scan the QR code to download MoboReader app.

Back to Top

shares