MoboReader> Horror > La Corporación

   Chapter 30 No.30

La Corporación By JulioMEspinosaJ Characters: 5611

Updated: 2018-03-13 12:01


Y todavía… - Gemí entre dientes – Así vivía yo dentro de la corporación.

-Pero, la diferencia era que, en el pasado le hacían creer a la gente que eso lo hacían por su "seguridad", ahora… ya acabaron con ese eufemismo.

?Ellos fueron alguna vez humanos?

-De hecho sí, lo fueron. Pero un virus pudrió sus mentes, ahora son seres malvados que no tienen compasión o empatía.

?Virus? ?Qué clase de virus?

-No lo sabemos, pero algunos creen que no provino de la Tierra – Contestó Abu con su mano en su quijada.

Se escuchó un gemido proveniente de la oscuridad. Rosa gritó, Allí vienen. Dijo.

-?Tranquilas, chicas! Ellos no pueden entrar al círculo.

De la oscuridad emergió una mujer vampiro mostrando sus colmillos, sus brazos estaban abiertos, el hedor a carne descompuesta de su aliento llegó hasta nosotros. La mujer gru?ó y escupió una baba blancuzca que se endureció tan pronto toco el suelo. Otra hembra apareció haciendo lo mismo.

-?Váyanse, malditas! - Gritó Rosa.

Las mujeres parecían bestias salvajes que llevaban días sin comer, sus ojos eran rojos como el río, en sus u?as se poda ver pedazos de carne. Otras dos mujeres aparecieron a los lados, ahora estábamos rodeados.

-?En el nombre de nuestro se?or Jesucristo les ordeno que se vayan! – Les ordenó Abu.

Las mujeres soltaron al unisonó una sonora carcajada. No reconocemos a tu se?or. Dijeron las tres en coro.

De pronto, Abu fue abducido por una sombra que volaba bajo. ?No! Gritó. Rosa tratando de agarrar sus pies, pero le fue imposible.

-Ahora él vendrá por ustedes… - Dijo una de las mujeres vampiro.

-?No les tengo miedo! – Gritó Rosa, a su vez que sacaba una daga de la m

en una monta?a, cuya silueta brillaba con una fuente de luz artificial rojiza. Habían pasado varias horas desde mi confrontación con los engendros, aun llevaba en mi mano la daga con la que maté a aquel macho que se llevó a mi hermana y a mi amigo rebelde. El recuerdo de Rosa hiso que de mis ojos emanaran lágrimas, las cuales se chocaban y mezclaban, gracias a la gravedad, en mis mejillas con las gotas de mi sudor. Esta mezcla de mis líquidos caía sobre mi blusa otrora blanca, ti?éndola de amarillo.

"?Qué harás cuando llegues a la ciudad?" Me preguntó de pronto una voz. Busqué la fuente por todos lados, pero no la encontré. "?Qué harás cuando llegues a la ciudad?" me repitió. Empiezo a delirar, la voz sale de mi cabeza. Es Lucy. "?No podrás con todos! Ellos son invencibles, ellos son el pináculo de la evolución humana; son seres perfectos e iluminados, y tú no eres más que un cucaracha que terminará aplastada por alguien a quien no le importará llevar tus restos en su suela". Me dijo como férreo inquisidor. ??Calla!! Contesté ?Tu ya no me controlas! Le dije mientras blandía la daga hacia el cielo.

Free to Download MoboReader
(← Keyboard shortcut) Previous Contents (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Scan the QR code to download MoboReader app.

Back to Top

shares