MoboReader> Horror > La Corporación

   Chapter 26 No.26

La Corporación By JulioMEspinosaJ Characters: 4844

Updated: 2018-03-13 12:01


-?Fuimos expulsados del templo! – Continuó – se nos negó el conocimiento secreto de la mente humana, pero gracias a ti, Lucifer, lo encontramos. Tu nos bendijiste con tu luz - En sus manos Kristen tenía una extra?a cruz con un circulo en su tope, la cual meneaba de lado a lado siguiendo unas líneas imaginarias, las cuales yo no pude descifrar. Al final colocó la extra?a cruz en mi frente… y volví…

-Ves por qué no hará nada - Le dijo Kristen a Rosa. Su conciencia es nuestra, concluyó mostrando sus dientes de ara?a.

-?No! – Gritó un hombre que atravesó de pronto la entrada de la cueva.

Sefirá giró su cabeza para mirar la fuente de aquella voz, dejándome caer a al frio suelo. Un hombre afro descendiente la golpeó en la cabeza con una roca, ella cayó escupiendo un gran chorro de sangre sobre mí.

-?Levántate! – Me ordenó Rosa.

Confundida, intente hacerlo pero no pude, mis rodillas me fallaron. El hombre que golpeó a Kristen la haló hacia arriba y ambos se trenzaron en una lucha. Los sentí pelear en el lumbral de la cueva a pocos centímetros de mí. ?Ponte en pies! Me volvió a gritar Rosa.

-?No! ?No! – Gimió Sefirá mientras luchaba con aquel extra?o que irrumpió de pronto – ?Ella debe ir conmigo! ?No interfieran con el ritual!

De una bolsa que llevaba en sus manos, el hombre sacó una botella de agua, y se la arrogó en los ojos a Sefirá. Ella gimió desesperada, el agua le quemaba el rostro.

-?Es agua de mar! – Le

ó se?alándome – Si se interponen con nuestro ritual, lo pagaran muy caro.

-?No! – Contestó Rosa.

-?Es nuestra! La hemos preparado desde ni?a para el ritual, así que es mejor que nos la entreguen o entraré y la tomaré por la fuerza – Gritó el engendro.

-?Entre! Y verá lo que le espera – Dijo Abu mostrando la botella.

-Ya les dije… un poco de agua salada no me hará mucho da?o… puedo soportarlo…

Un aleteo incesante se empezó a escuchar desde las profundidades de la cueva. Un grupo de murciélagos emergió, y nos rodeó formando un escudo protector a nuestro alrededor. Los engendros retrocedieron aterrados.

-?Malditos ratones voladores! – protestó el macho.

Los engendros se elevaron por los aires. ?Esto no termina aquí! Decretó el macho antes de irse. En algún momento deberán salir… entonces los cazaremos.

Los murciélagos detuvieron su vuelo frenético alrededor nuestro, para luego colgarse uno a uno lentamente en el techo de la cueva.

Free to Download MoboReader
(← Keyboard shortcut) Previous Contents (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Scan the QR code to download MoboReader app.

Back to Top

shares