MoboReader> Horror > La Corporación

   Chapter 24 No.24

La Corporación By JulioMEspinosaJ Characters: 4999

Updated: 2018-03-13 12:01


Otro séquito de personas entró a la habitación; iban vestidos de la misma forma, pero estos últimos entraron con unas enormes lanzas antiguas en sus manos, dichas armas parecían tener manchas de sangre en sus puntas. Este último cortejo se colocó en formación rodeándonos a todas. Mi hermana y yo nos miramos asustadas. ?Qué nos van a hacer? Le cuestionó muy alterada a Rosa. No te preocupes, contestó ella, hay que ser fuerte, concluyó tomando con fuerza mi mano. Agradecí ese gesto con una sonrisa. Los "monjes" que nos rodearon empezaron a hacer un ruido hipnótico y perturbador golpeando el extremo opuesto de sus lanzas con el suelo. El hombre con el macho cabrío por cadena levantó sus manos e hiso el mudra del cornuto con ellas, al mismo tiempo sacó su larga y puntiaguda lengua. Más no fue la lengua lo que me llamó mi atención, sino sus colmillos; los cuales parecían a los pedipalpos de las ara?as, solo que más largos y afilados, casi como agujas hipodérmicas. Al ver mi reacción Rosa me susurró; con ellos se alimentan… con ellos succionan nuestra sangre. Las luces de la habitación se apagaron de sopetón, pero rápidamente se encendieron unos reflectores rojos ubicados en los rincones del enorme salón. El golpeteo cesó. Otro grupo de cuatro monjes entró en la habitación cargando una estatua de unos 2 metros de una criatura espantosa. Se llama Baphomet, me susurró Rosa.

-Llegó el momento de la decisión, unidades de carbono – Gritó el hombre manteniendo el mudra con sus manos. –

caron a Rosa.

-Ya lo recordaste, ?Eh? – Musitó Rosa desde el lumbral de la caverna.

?Cuánto tiempo llevas despierta? – Le pregunté poniéndome en pies.

-No ha pasado tanto tiempo – Me dijo Rosa mirándome por encima de su hombro – Apenas has dormido como 20 minutos…

Pensé que había dormido como 10 horas… pues, tuve un sue?o muy lúcido.

-Lo sé, casi que me lo narraste…

Caminé hacia mi hermana. Lo siento, le dije cuando llegué a su lado. Sí, yo decidí irme a la corporación por miedo. Debí haberme quedado contigo, como lo habíamos acordado.

-Es verdad, debiste haberte quedado conmigo… – Musitó Rosa mientras acariciaba mis rostro – Ahora, vuelve a dormir… ma?ana tenemos una misión que cumplir.

?A qué te refieres?

Rosa sonrió. Cambiaremos el mundo, me dijo, pero tendremos que sacrificarnos… concluyó poniéndose en pies.

?Sacrificarnos, como así? – Pregunté aun a sabiendas que, lo que ella me estaba sugiriendo era una especie de ataque suicida a la corporación.

Free to Download MoboReader
(← Keyboard shortcut) Previous Contents (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Scan the QR code to download MoboReader app.

Back to Top

shares