MoboReader> Horror > La Corporación

   Chapter 23 No.23

La Corporación By JulioMEspinosaJ Characters: 5961

Updated: 2018-03-13 12:01


Si, tú elegiste morir… ?Por qué aun estas viva?

-Me rescataron los rebeldes… eso era lo que tratábamos de hacer hoy, rescatar a unidades que habían dicho No, pero todo salió mal.

Lo siento.

-?Por qué lo sientes?

Siento que tus amigos hayan muerto, y que las unidades carbono que intentaban rescatar también estén muertas…. Tal vez fue mi culpa…

-No fue tu culpa… - Contestó secamente Rosa – Ahora duerme… - Me ordenó.

Tengo hambre. Le dije.

-Yo también, pero no hay nada que comer, a menos que quieras comer ara?as, escorpiones o mosquitos… - Mató una mosquito que caminaba por su frente – ?Duerme! Tal vez tus sue?os te hagan recordar…

Y antes que Rosa terminara su frase, mis ojos se cerraron…

Y así fue… so?é; viaje por recuerdos de mi vida pasada. Imágenes y olores olvidados inundaron mi subconsciente, como si fueran una película proyectada en la pared de una cueva. So?é, so?é acurrucada junto a la fogata que Rosa hiso. Y recordé lo que le había sido arrebatado por aquellos que controlan la mente humana, los guardianes celosos de la realidad.

Mis ojos se abrieron; estoy sola en una habitación. Una suave brisa de verano se filtra a través de los coquetos pliegues de una cortina de tela traslucida. Rápidamente busqué a mi hermana, pero no la encontré. ?Rosa? Balbuceo intranquila a su vez que mis pies hacen contacto con el frio piso.

-?Todavía no estás lista? – Entró Rosa de repente - ?Quieres que nos castiguen otra vez los supervisores?

-No, claro que no – Respondí.

Intento seguirla, pero Rosa desaparece en un mar de luces de colores. Sin mediar palabra mi hermana se sumergió en el medio de algo que mi mente no supo reconocer. Mi cerebro se crispó, escuché voces, algunas reconocidas, otras no. Escuché a Lucy y a mi supervisor c

vir esa "vida" no seré yo la que muerta… serás tú la muerta, Ainoa! ?Muerta en vida!

Shhh nos pidió nuevamente la joven pelirroja sentada al lado mío. ?Ya vienen las autoridades! A?adió.

Cuatro personas vestidas con túnicas negras entraron en la habitación; su aura era extra?a, me pareció que con ellos entró cierta oscuridad. No pude ver sus rostros, sus vestimentas los cubren. Lentamente los cuatro individuos subieron la peque?a tarima de madera, como si estuvieran en algún tipo de ritual. Ya en frente de las sillas, las cuatro personas, removieron las capuchas que tapaban sus caras; son tres mujeres y un hombre. Inmediatamente reconocí al sujeto, entre sue?os musité; ?Es él! ?El hombre que me habló en la habitación rosada! El mismo que nos atacó en mí sue?o… El hombre me miró con sus enormes ojos negros sin pupila, como si me estuviera desnudando, ?Sentí vergüenza! bajé mi mirada; posé mis ojos sobre la extra?a cadena que lleva el sujeto sobre su cuello; es una estrella invertida con la cabeza de un macho cabrío en el centro. ?Qué es eso? Le pregunté a mi hermana. Ese es su "altísimo", Ainoa, me contestó Rosa, para él trabajarás si decides irte a la corporación.

Free to Download MoboReader
(← Keyboard shortcut) Previous Contents (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Scan the QR code to download MoboReader app.

Back to Top

shares