MoboReader> Horror > La Corporación

   Chapter 21 No.21

La Corporación By JulioMEspinosaJ Characters: 5184

Updated: 2018-03-13 12:01


Al cabo de unos segundos, emergió de mis brazos y me dijo, mientras esbozaba una sonrisa que iluminaba la tarde: "?Ven! ?Vamos a hacer algo que solíamos hacer cuando éramos unas ni?as! ??Lo recuerdas?!"

?Qué hacíamos? le pregunté.

-En verdad, no lo recuerdas… - me dijo, mientras se alejaba de mí tiernamente.

No, no lo recuerdo, le contesté. Mis memorias contigo me han sido arrebatas, supongo que ha de haber sido la corporación la que me las robó, a?adí con mi entrecejo fruncido.

-Claro, a los que trabajan en la corporación les borran su pasado con drogas que les inoculan cuando duermen, te lo advertí muchas veces cuando éramos ni?as – Afirmó con seriedad –Pero, tu no me creíste… - Me tomó de la mano con firmeza y me invitó a correr en dirección de uno de los supervisores destruidos.

Es mejor que nos vayamos lejos de aquí. Le urjo. La corporación va a enviar más naves a matarnos, lo sé.

Rosa soltó mi mano y empezó a saltar sobre el cuerpo sin vida de unos de los supervisores: ?Bien merecido que lo tienes, Cabron metálico! ?Maldito aparato! – Le gritó.

Ten cuidado, que te puedes hacer un da?o… - Le pido - recuerda que nosotras las unidades estamos rellenas del liquido vital, si se sale es muy peligroso.

De pronto, Rosa cesó sus saltos, se dio la vuelta y me miró: "Se llama sangre… no líquido vital" Me corrigió molesta.

Bueno… - le contesto apenada mientras bajo mi mirada, pues sentí que fue Lucy la que me habló, y no mi hermana – así lo llamaban las computadoras… "liquido vital". – Concluí.

-?Pues se l

recían una cadena monta?osa. Me acerqué a él lentamente, no quería llamar su atención. La brisa que la rodeaba, y que parecía emanar de él, no me permitía abrir bien los ojos, su rostro me fue esquivo.

-Ellos creen que yo estoy allí – me dijo el hombre cuando llegué a su lado. A su vez me se?alaba algo en la distancia con uno de sus dedos.

?Quiénes? – Pregunté con mis ojos aun cerrados a causa de la brisa que emanaba de él.

-Todos – Contestó él con una voz pausada que transmitía paz.

Entonces, abrí mis ojos y lo vi; el sol que estaba por esconderse alumbró su cabeza creándole una aureola rojiza, su cabellera negra crespa le caía sobre sus hombros anchos. Sus manos fuertes y masculinas, sin que me hubiera dado cuenta sostenían las mías. Su mirada era penetrante, como si pudiera ver el interior de mi alma, como si pudiera ver mi verdadero ser divino.

-Si supieras lo hermosa que eres, y no me refiero a tu cuerpo físico… – Me susurró el hombre – No permitirías que una fuerza externa gobernara tu existencia.

Free to Download MoboReader
(← Keyboard shortcut) Previous Contents (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Scan the QR code to download MoboReader app.

Back to Top

shares